martes, 14 de agosto de 2012

Silencio



Llegamos a mitad de temporada en la Fórmula 1 y los aficionados descansamos un mes mientras que en las pistas del mundo reina el silencio. Motores apagados, fábricas cerradas, pilotos y personal de los equipos de vacaciones... Apenas hay noticias, solo rumores y la continuación de una ya más que loca silly season... 

Ahora toca hacer balance. ¿De verdad pensábamos a principios de temporada que Ferrari iba a estar arriba? No. Cualquiera habría apostado por una repetición de 2011, pero en la Scuderia supieron salvar los primeros meses con un gran Fernando Alonso. Llegaron a las importantes -para ellos- pruebas en Mugello con una victoria e inmersos en la lucha. Luego ya lo sabemos: Alonso ha aprovechado las buenas -que no las mejores- armas que Ferrari le ha brindado para hacerlo lo mejor posible y ser, a día de hoy, el líder y el favorito para conseguir su tercer Mundial.

Pero no solo Alonso está en la parrilla. Para mí, Webber ha sido una sorpresa, no esperaba verle tan cerca. Está siendo un piloto constante, regular y rápido. Está sabiendo plantar cara a Vettel, un doble campeón y favorito de su equipo. Ya quisiéramos ver a Massa así. Complicada tarea, quizá tanto como buscarle sustituto... 

Más allá de pilotos, de los que destacaría la buena labor de Raikkönen, Kovalainen o de Grosjean, incluso, a pesar de la mala pata que ha tenido en algunas carreras, destacaría a Williams y a Lotus. No esperaba el rendimiento que han tenido (en algunas carreras) los de Grove... y aún les queda por demostrar: falta mano... Lotus está en una gran forma, quizá como Renault en los viejos tiempos. Me gusta lo que hacen, aunque no me sorprenden tanto, es su lugar.

Sería llamativo que me olvidara de HRT en el post. Las cosas han cambiado mucho desde febrero. Recuerdo Jerez lleno de dudas, Barcelona I sin haber pasado el crash test o Barcelona II pasando una hora entre el camión del equipo español y el de Cosworth para ver qué pasaba con el coche. Al final nos contaron que llegaría... a un filming day. ¡Y hubo coche para el resto del año con más  o menos complicaciones! Pérez-Sala, con Pedro de la Rosa como medio-asesor han hecho un buen trabajo. El equipo sigue vivo, aunque quizá les haría falta tener más aire de equipo F1. Si vas a luchar contra Goliat asumiendo que eres David, las ambiciones y las metas disminuyen... 

Aún recuerdo cuando hablaba con un jefe de equipo sobre HRT y me decía: "en vaya lío se ha metido Luís, pobre hombre...". Me alegro de que, seguramente, esas palabras ya hayan cambiado. Y sí, yo pensaba igual.

Cierro el tema F1 recordando a María de Villota, a la que deseo una pronta recuperación.

Para el aficionado (al menos para mí), la mitad de año llega cuando lo hace la temporada de F1. Entonces es cuando es el momento de hacer balance: cosas que te quedan por hacer, cosas que has hecho mal... 2012 está siendo un buen año en cuanto a motorsport para mí: los primeros números de Grand-Prix Actual, la asistencia a los test de Jerez y Barcelona y al GP de Europa. Y algunas cuantas cosas más que no debo poner por aquí... (me matarían pues).

Sin más, voy acabando el tocho-post deseando unas buenas vacaciones a los que las tengan (yo no me quejo) aprovechando el silencio de los motores.  Probablemente cada vez se vaya convirtiendo el blog un poco más personal y lleno de otros temas alejados del motor, ya que para hablar de eso tengo espacio en otro lado. El broche final lo pone una frase de John Lennon, muy especial para mí en estos ocho meses. Sed felices.



"La vida es eso que sucede mientras nos empeñamos en hacer planes"