domingo, 18 de marzo de 2012

El mérito de conseguir la victoria acabando últimos



Muchas han sido las dudas en torno a dos equipos durante el invierno. Ni se sabía cuándo llegaría el coche de HRT ni cuándo estaría listo el nuevo bólido de Marussia. Supongo que por estar en España teníamos más acceso a información de HRT, pero vamos... que nunca era clara. Sobre el equipo que fichó al debutante Charles Pic peor aún.

Recuerdo en Montmeló que el equipo para el que ahora pilota Pedro de la Rosa montaba su espectacular, pero insignificante, motorhome. Había comida pero no había coche, parecía que no pilotarían en los últimos test de pretemporada. La historia se repetía, todo como el año pasado. Horas esperando ante el camión del equipo para que alguien te diga: "no car today, HRT will get the track on Monday". Y así fue, 100 km que servían para... gastar el dinero de TATA en un pequeño test de Karthikeyan y comprobar que el coche podía rodar. En fin, de cara a la galería más que otra cosa.

En Gran Bretaña, el mismo día, para sorpresa de muchos, Marussia también hacía un filming en Silverstone. Ni siquiera el crash test se había superado -dos días después sí que lo hicieron-. HRT también pasó estas pruebas tarde tras ser fallidas en un primer intento.

Paseando por el paddock durante la pretemporada incluso gente cercana al equipo con licencia rusa me decía que tenían miedo a no empezar la temporada, porque realmente estaban mal. Y así era, no había kilómetros, un debutante sin pasar el tiempo en pista suficiente y un presupuesto cojo. El público preguntándose que qué hacen esos dos equipos en este circo en el que el glamour reina...

Siempre he dicho que si no se tienen los medios y vas a ir como un equipo pequeño, mejor buscarse otra categoría. La Fórmula 1 solo es para los que tienen ambición y ganas e incluso medios para alcanzarla.

Siguiendo con la andadura de los dos peores equipos de la F1 actual, he de decir que era muy pesimista en cuanto a ambos en este primer GP del año, pero ya el primer día me sorprendí. HRT no era capaz de hacer algo parecido a un test de pretemporada en los primeros libres de Australia, mientras que Marussia aprovechaba todo el tiempo posible. Problemas y más problemas para el equipo español, que se quedaba sin poder participar en la carrera por no pasar el corte del 107%. Marussia ahí estaba, con sus dos monoplazas dentro... y a la primera cita del año.

Ayer aplaudí a los de John Booth tras la calificación, hoy se los han vuelto a ganar. Timo Glock ha cruzado la línea de meta en la decimocuarta posición, mientras que su compañero Charles Pic ha completado la carrera entera menos dos vueltas, ya que podía tener una fuga de aceite y el equipo le hizo entrar al box. Simplemente por precaución, lo que no quita ni una pizca de mérito.

Y ojo, que al ser decimocuartos y decimoquintos con sus coches, ya ponen a HRT en aprietos para adelantarles hasta que, como mínimo, haya otra carrera loca. Y estarán condicionados a que los de rusos no acaben por delante de ellos.

A veces no hace falta vender que el equipo avanza, ni mostrar notas de prensa por cualquier cosa insignificante en cuanto a rendimiento. Porque puedes quedarte callado el invierno para luego demostrar las cosas en pista. Button ha ganado, Vettel y Hamilton le han acompañado en el podio, Alonso quinto... pero para mí, la victoria moral en Australia, se la ha llevado Marussia... aún acabando últimos.