viernes, 29 de abril de 2011

En nuestro recuerdo, Roland



Cuando eres niño y disfrutas viendo a otros pilotos competir pasa por tu cabeza querer hacerlo. Cuando tienes capacidad para ello y lo consigues, escalar se convierte en tu objetivo; escalar categoría a categoría sea en cualquier deporte. Si es en motor, tu objetivo es simple: Fórmula Uno. La historia de Roland Rantzenberger es así.

El piloto austríaco no comenzó a competir hasta sus 23 años en la Fórmula Ford alemana, certamen en el que empezó a ganar títulos. Como su objetivo no era otro más que competir y llegar alto, mintió sobre su año de nacimiento (dijo ser dos años más joven) para que así se fijaran en él los más grandes. Posteriormente pasó a la Fórmula tres británica, de la que obtuvo buenos resultados, luego participó en Le Mans en cinco ocasiones y antes de llegar al sueño de la F1, corrió con turismos en Japón.

Con el dinero que ganó por sus logros en Asia, Roland pudo pagarse un asiento en 'el gran circo' para 1994. La escudería fue Simtek, un equipo muy discreto que sentaría por cinco carreras al austriaco (lo que su presupuesto le daba). En la primera carrera (Brasil) no conseguía clasificarse, en la segunda (Pacífico) acababa a 5 vueltas del líder; la tercera (Imola), ni la llegó a comenzar.

En aras de clasificarse para correr en su segundo Gran Premio consecutivo, Roland se salía de pista dañando el alerón delantero. Éste desperfecto hizo que a la siguiente vuelta, el piloto austriaco perdiera el control de su monoplaza y chocara contra la curva Gilles Villeneuve y posteriormente bajara su coche destrozado y con el piloto insconsciente a Tosa. Cuando entraron las asistencias, ya nada pudo hacerse, Roland Ratzenberger sufría una fractura en la base del cráneo que hizo que se certificara su muerte una hora después.

Así comenzó la tragedia en Imola ya hoy hace 17 años. No todo el mundo conoce quien fue Ratzenberger, la muerte de Ayrton Senna, un dios de la velocidad para muchos, hizo que eclipsara la del austriaco. Ratzenberger llegó a la Fórmula Uno - y se fue sin poder demostrar su potencial- como vino a la vida, de paso. Allí donde estés, Roland, Descanse En Paz.

martes, 26 de abril de 2011

Nico Hulkenberg, el dolor de cabeza de Adrian Sutil




Nico Hülkenberg ya demostró el año pasado ser capaz de todo en Fórmula Uno. Su gran evolución a lo largo de la temporada con una pole en Brasil como colofón, nos hizo ver que el alemán puede ser un futuro campeón en El Gran Circo. Sin capacidades económicas que satisfacieran las necesidades de Williams, Hulkenberg acabó en la calle y posteriormente rescatado por Force India como tercer piloto.

En la escudería dirigida por Vijay Mallia, el piloto alemán se encontraba con una promesa fallida como Adrian Sutil y con un aspirante a todo como Paul di Resta. El segundo, ha empezado el año con unos resultados muy sorprendentes y superando a su compañero de equipo con normalidad; el primero, continua como acabó 2010: decepcionando y sin terminar de cuajar en un deporte en el que la constancia cuenta demasiado. Porque así es Sutil, un piloto que puede deslumbrar con una carrera pero que a la siguiente puede convertirse en un piloto temerario.

Esta poca constancia de la que hablo, podría costarle el puesto este año. Hulkenberg viene realmente como un tiro. Force India confía en él dándole el coche los viernes de Gran Premio y él bien que lo aprovecha. En dos de los tres entrenos libres que ha participado ha superado a su compañero, y eso es más que significativo. Así pues, yo me andaría con mucho cuidado si fuese Sutil y empezaba a demostrar el porqué estoy en Fórmula Uno. El puesto parece no estar disputado por dinero, y en cuanto a lo deportivo, hasta ahora parece estar Hulkenberg un pasito por delante.

Esta temporada tiene varias luchas abiertas entre los equipos: por un lado, Toro Rosso con Buemi-Alguersuari-Ricciardo, por otro, Sutil-Hulkenberg. ¿habrá sustituciones a mediados de temporada? Yo apuesto a que sí ...

domingo, 17 de abril de 2011

Repaso al Gran Premio de China


Gran carrera la que se ha vivido hoy en China. Adelantamientos, luchas, estrategias ... un poco de todo, pero lo más importante es que cambió el ganador. Poca gente se imaginaba en los entrenamientos de pretemporada que Mclaren estuviera en la tercera carrera del Mundial ya por delante de Red Bull y Vettel.

Este Gran Premio nos deja muchas cosas para analizar, tanto a los equipos como a nosotros. Nos parecía que el camino a la victoria de Red Bull y Sebastian Vettel sería como el de Brawn y Button en 2009 o anteriormente como el de Ferrari y Schumacher en 2004. Alguien se está ya interponiendo en su camino: Mclaren. Una revolución a base de mejoras en el primer GP de la temporada y la confirmación de ellas en el segundo, han hecho que en China se lleven el gato al agua. La estrategia a tres paradas les ha funcionado así como la gestión de sus neumáticos. No fue el caso del alemán de Red Bull que acusaría un desgaste en favor de un Hamilton que se lució adelantando al que en ese momento era el líder de la carrera: Sebastian Vettel.

Por la victoria llegaron a tener papeletas varios pilotos: Sebastian Vettel, Lewis Hamilton, Jenson Button, Nico Rosberg y Felipe Massa. Realmente esto es lo que da sentido al espectáculo. El podio hubiera estado asegurado para Nico Rosberg de no ser por el error de su equipo al cargar menos combustible en su monoplaza; Felipe Massa sorprendió a muchos con su gran carrera, de haber copiado la estrategia de Mercedes, quien sabe si también hubiera llegado a podio e incluso a más; Jenson Button fue de más a menos, poniéndose líder nada más salir, la primera parada en boxes le mató en favor de Vettel. La historia de los otros dos, ya nos la sabemos.

Para mi, el gran ausente de la carrera fue Fernando Alonso ¿Qué le pasa al asturiano? ¿Qué le pasa a Ferrari? Ninguna de las dos cosas sabemos a ciencia cierta, pero aunque esto me vaya a costar varios unfollows en Twitter, he de decir que el bajón de Alonso está siendo monumental. No es el mismo que 2005, 2006 e incluso 2007. Felipe Massa le superó en la salida y luego su ritmo en carrera fue muchísimo más fuerte. Es cierto que Ferrari falló en estrategias y en paradas, pero Alonso como mínimo, debería haber estado al nivel de Massa, y esto después de la que montó en Malasia no es un buen presagio.

Al equipo Ferrari en general las cosas le van peor. Fallan en estrategias, en paradas, en coche ... al que le falta aerodinámica, tracción, velocidad ... Quizás lo que le falle sea el túnel del viento. Mi teoría sobre eso es el túnel del viento de Toyota que no ha dado su fruto. Williams también lo usó y prácticamente acusa los mismos problemas que Ferrari, en una mayor dimensión, claro.

Problemas aparte, el verdadero protagonista y estrella de la carrera de hoy fue Mark Webber. El australiano se marcó la carrera de su vida. Salía decimoctavo y sin ganar más de una posición, en Red Bull acertaban con una estrategia a tres paradas y el ritmo de su segundo piloto acabo con el tercer puesto. Impresionante.

Por otra parte, también quiero felicitar a Hispania Racing por haber acabado la carrera con sus dos coches. Cada vez están más cerca de Virgin y eso es un logro. Digno de la alegría de los españoles que vemos la Fórmula Uno. Chapeau Liuzzi. Chapeau Karthikeyan. Chapeau Hispania.

Esperemos una reacción pronto en Ferrari, sino habra que dar la razón a las declaraciones que hacia Briatore diciendo que tendrían que pensar ya en el coche de 2012. En Maranello se acogen a las mejoras, aunque los demás equipos tampoco se quedarán de brazos cruzadis. Necesitan un gran golpe sobre la mesa. Alonso espera. Nosotros también.

martes, 12 de abril de 2011

Repaso al Gran Premio de Malasia



No llegó la lluvia pero ni hizo falta. Gran carrera vivida en el circuito de Sepang ayer. La FIA demostró que los cambios técnicos dan su fruto (Kers, DRS) y también de que el aplicar las sanciones, sigue sin ser su especialidad.

Red Bull demostró otra vez que son los líderes pero no tan aplastantes como en Australia, hubo momentos en los que Mclaren y Ferrari le superaban en tiempo. Los de Maranello siguen ahí, sin grandes evoluciones y con graves problemas en calificación que desaparecen sorprendentemente en carrera, también le falla la salida, en la que siempre pierden alguna posición. Esperemos que la reacción llegue pronto, una evolución fugaz al estilo Mclaren en China no vendría nada mal. Lo digno de aplaudir es la actuación en las dos primeras carreras de la temporada al haber conseguido dos podios consecutivos. Este coche promete más éxitos.

En Malasia, como se esperaba, los neumáticos jugaron un gran papel y el más beneficiado fue Jenson Button. El inglés, que es un rey en las estrategias, se vio muy beneficiado con su gestión de las gomas y acabó segundo. También es de destacar la actuación de pilotos a los que se ha criticado por su rendimiento: Nick Heidfeld y Felipe Massa, que ayer tuvieron una muy buena actuación. Tampoco puedo olvidarme de nombrar a Sergio Pérez, que no acabó la carrera pero nos regaló un grandísimo adelantamiento a Jaime Alguersuari. Una muy buena acción de un piloto que echó lo que hay que echar a pesar de ser debutante y no levantó el pie hasta estar por delante del de Toro Rosso, que no tuvo su dia. El catalán acabó de nuevo por detrás de su compañero de equipo acusando un defecto en su alerón delantero (por que el que rodó siete décimas más lento de media que Buemi en todo el GP). Cosa que a mi parecer no justifica acabar por detrás de alguien que incluso ha tenido que hacer un Stop and Go (totalmente injusto, ya que exceder la velocidad del pit lane siempre ha sido un Drive Trough. la ventaja que se saca es totalmente ínfima).

Ahora vamos al incidente del día: Alonso vs Hamilton. Con el podio en juego y sin DRS, el de Ferrari se situaba detrás de Lewis Hamilton, seguía acercándose hasta estar a su rebufo pero al no tener las suficientes ayudas, no pudo. Cuando de verdad tuvo su oportunidad, llegó su error de novato y golpeó la parte trasera del Mclaren rompiendo un endplate de su alerón delantero y dañando el coche de su rival que antes del golpe hizo un movimiento a la derecha del que dudo que fuese necesario. Luego ambos fueron sancionados con 20 segundos; Hamilton por defenderse con más de un cambio de dirección y Alonso por provocar la colisión. A mi parecer, la de Hamilton es justa porque incumple el reglamento, pero la de Alonso no. ¿Así como quieren más adelantamientos?
Otra cosa que no me gustó fue la reacción de Fernando Alonso ante las cámaras tras la carrera mal contestando a periodistas y quitándose toda la culpa del incidente. Pero bueno, esa es otra historia.

Fuera de polémicas, quisiera finalizar el post dando la enhorabuena al equipo Hispania Racing por haber conseguido participar en la carrera y de una muy buena forma, superando incluso en algunos momentos a los Virgin de la mano de Tonio Liuzzi. Acabar la carrera no la acabaron. Narain karthikeyan por fallo mecánico y Liuzzi por otro de menos gravedad pero que quisieron solucionar en el box. Sin apoyos y sin apenas menciones en medios escritos ni televisivos (en ciertas retransmisiones de carrera parecen no existir), ahí están, humildemente y sin apoyo, pero están.

Esta misma semana ya viene China. Malasia ha sido buena, muy buena. China debe ser mejor.

domingo, 3 de abril de 2011

Superar los límites

Brotherly love: Nic Hamilton in action during the Air Asia Renault Clio Cup race at Brands Hatch

Hay veces en las que la vida por si misma te establece unas barreras que, a priori, no podrás superar a menos que con un esfuerzo superior y un fuerte espíritu de superación subas esa barrera cada vez un poquito más alto; hasta ese momento, nadie confiará en tí, te dirán que no puedes, que eso va más allá de lo posible y te sumergirás en una profunda impotencia.

Todo esto le ha ocurrido a un chico británico de 19 años que sufre parálisis cerebral: Nicolas Hamilton, hermano de Lewis Hamilton. Nic, que así llaman cariñosamente, participó este fin de semana en la Copa Renault Clío que se celebraba en el circuito de Brands Hatch. El pequeño de los Hamilton se inscribió en la competición en noviembre y desde entonces no ha parado de entrenarse. El resultado es lo que menos importa, el chaval acabó duodécimo y último pero cabe destacar que era ésta la séptima vez que se subía a su Clío adaptado a su minusvalía y acabó con él intacto a 26 segundos del primer clasificado, mejorando su tiempo de vuelta poco a poco.

"Había hecho un montón de cosas de simulación y Lewis fue el que me dijo: 'tío, deberías probar en la vida real'. Yo no quería vivir de la riqueza de mi hermano. Quería tratar de hacer mi propio camino. Sé que tengo una montaña que escalar," decía un feliz Nic Hamilton explicando su camino a la competición.

Top tip: Lewis Hamilton (centre) advises brother Nic

Una de las cosas que más gusta de esta historia es que su hermano Lewis ha interrumpido su preparación del GP de Malasia para estar con él y poder arroparle desde el box, intercambiando los papeles anteriores (muchas veces vimos a Nicolas en el box de Mclaren). "Es fantástico que haya venido desde Kuala Lumpur. Significa mucho para mi tenerlo aquí. Parar en boxes para cambiar neumáticos y ver a mi hermano era un gran empuje," declaraba Nic mientras que su hermano decía que "Estoy muy orgulloso. Valió la pena el viaje de regreso. Nic ha sido una inspiración para mí."

Esperemos ver a Nic muchas veces más pilotar y así también como hace su sueño realidad a pesar de tener una parálisis cerebral que le impida moverse con normalidad. No importa su resultado, tan sólo importa que ese chaval al que la vida trató mal, ahora con cada km que hace en su Renault Clío es un poco más feliz. Como decía Ayrton Senna: Con el poder de tu mente, tu determinación y tu instinto, puedes volar muy alto; esa ha sido la base de esta historia en la que desde el principio de lo único que se ha tratado es de superar los límites.